¿Cómo limpiar y cuidar mis zapatos de cuero?

Para que tus zapatos de cuero duren más y no se dañen con el tiempo, es importante darles mantenimiento.

El cuero es como la piel. Hay que hidratarlo y limpiarlo constantemente, para que no se agriete y mantenga su color. El cuidado adecuado depende del tipo de cuero, y existen muchísimos. Aquí te mostramos los principales, para que aprendas a identificarlos y tomes las precauciones correspondientes.

 

1. CHAROL: Es aquel cuero que tiene mucho brillo y su textura es completamente lisa. Para el uso diario es suficiente limpiarlos con una toallita húmeda, pero si tienen una mancha, debes pasar un algodón impregnado en leche o vinagre, luego pasar un paño seco y frotar para que vuelva el brillo nuevamente.

 

2. SEMIBRILLO: Es aquel cuero que no es mate, pero tampoco brilla tanto como el charol. Tiene un brillo natural, muy sutil. Para limpiarlo, comienza quitando el polvo con un paño seco y luego frota para mantener el brillo. En caso de manchas, se puede aplicar una crema transparente o neutra específica para limpiar cuero. No recomendamos aplicar cremas de color porque es difícil dar con el tono exacto del cuero, y muchas veces terminan cambiando de color a tu zapato.

 

 

3. NUBUK: Es aquel cuero que a simple vista parece gamuza pero no lo es. Es menos afelpado y su pelaje es más corto al tacto. En el mercado existen productos tipo spray para este tipo de cuero, que son excelentes para su limpieza y mantenimiento. Lo mejor es utilizar estos sprays especiales para Nubuk y cepillar delicadamente para evitar que se el cuero se opaque o se blanquee con el tiempo. No apliques ningún tipo de crema, porque no son para este tipo de cuero.

 

4. GAMUZA: Te darás cuenta al tocarlo. Es el más afelpado y peludo de todos los cueros. Para su cuidado, es necesario ponerle talco o almidón con frecuencia. Estas sustancias absorben la suciedad, y dentro de 4 a 5 horas podrás limpiar sus restos usando un cepillo. Si la gamuza está rígida, puedes suavizarla con un poco de vapor caliente, acercando la plancha sin tocar el zapato, para evitar que se agriete con el tiempo.

 

5. ENGRASADO: Es aquel cuero completamente mate, recubierto con una capa aceitosa o cerosa natural. Para su limpieza es aconsejable pasar una toalla húmeda, dejar secar y luego aplicar grasa de caballo o ceras naturales tipo crema para cuero, que ayudan a mantener su textura natural.


1 comment

  • Gracias for the information.

    Jane

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

English
English
http://addurl.nu